Leandro y la vacuna…

Leandro Albelo cumplirá tres años en mayo venidero. Su padecimiento de asma, aunque no muy severa, y estancia en el círculo infantil Maripositas del XIV Festival, en el municipio matancero de Unión de Reyes, lo incluyen en el grupo de riesgo escogido en Cuba para recibir la dosis de la vacuna contra la Influenza AH1N1 que la Organización Mundial de la Salud donó a 10 millones de personas en todo el planeta.
De la mano de su mamá llegó al área de salud correspondiente, luego del “pinchazo” más susto que dolor, fue para su centro educacional sin mayores complicaciones. Leandro es uno de los más de mil 200 niños y niñas de la enseñanza pre escolar que en la provincia de Matanzas ya recibieron la vacuna, sin presentar reacción adversa alguna.
El pequeño Lean aún no conoce de los esfuerzos que se realizan en la Isla para mantener la vigilancia epidemiológica en puertos, marinas y aeropuertos para evitar la entrada por la frontera del virus. Tampoco su edad le permite estar al tanto de que todas esas personas que laboran en la llamada frontera recibirán la inmunización.
Rubio, avispado y muy inteligente este niño cubano, no imagina que hasta este miércoles de abril en la provincia de Matanzas fueron vacunados más de ocho mil 100 personas, de esas unas dos mil embarazadas, una de ellas Neily Bacallao, de 20 años de edad y 24 semanas de embarazo, que salió del consultorio para su oficina, donde se desempeña como técnico en contabilidad.
Las 40 áreas de salud en los 14 municipios de la provincia de Matanzas, a unos 100 kilómetros al este de La Habana, están dispuestas para continuar con el proceso de vacunación, y a Dominga Ramírez, de 92 años la fueron a vacunar a su casa, porque una fractura de cadera la mantiene sin poder caminar.
Leandro, quien juega incansablemente y derrocha energía feliz esperará esta noche, frente al televisor. No irá a dormir hasta que no vea las noticias. No piensen que entiende mucho de ello, por supuesto, es que su papá, desde Venezuela reporta del trabajo de los médicos cubanos en esa nación suramericana, y él, con esos ojitos clarísimos y desde la ingenuidad de los casi tres añitos, quiere, pantalla mediante enseñar a su Papi que la vacuna ya no le duele…

bloguerosrevolucion.ning.com/profiles/blogs/leandro-y-la-vacuna

Comentarios

  1. felicitaciones al pueblo cubano por el enorme esfuerzo que hacen en llevar la salud al pueblo, pese a las dificultades y al bloqueo economico...de seguro yoani y compañia jamas trataran este tema en sus paginas y si lo hacen es de manera distorsionada..que pena por ellos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CUBA MUJER, TRES TEMAS + UN POEMA

CAYO SANTAMARIA - CUBA

¡Alerta!: La impunidad y el terrorismo que nos acecha