Jardín Botánico Cupaynicú, santuario de la naturaleza en Granma.


"El guía Yasmani nos explica que el Jardín Botánico Cupaynicú tiene 104 hectáreas distribuidas en 15 áreas botánicas, y que su objetivo fundamental es promover la conservación de diversas especies, el desarrollo de actividades científicas e investigativas, así como propiciar la recreación sana y educación ambiental de los visitantes".

Al llegar al Jardín Botánico Cupaynicú, ubicado en el municipio de Guisa, tenemos la agradable sensación de estar atravesando el umbral imaginario de un bosque encantado, y apreciamos de inmediato los detalles que convierten a este santuario de la naturaleza en uno de los sitios más atractivos y hermosos de la provincia Granma.
En la misma entrada de la instalación nos recibe sonriente el joven Yasmani Díaz Nápoles, vecino del lugar y quien realiza la función de guía especializado, dispuesto a acompañarnos de inmediato por las diferentes áreas que allí existen.
Ante nuestros ojos se extiende una sinuosa carretera que serpentea por esta área natural donde prevalece el verde de las plantas, y el silencio del monte se interrumpe a intervalos por el canto de algunas aves.
El recorrido comienza por la extensa área de las palmas, ubicada a ambos lados de la carretera, y donde se pueden encontrar alrededor de 80 especies de palmas no solamente de Cuba, sino también de otras regiones del mundo.
Por su esbeltez, altura y belleza, en esta zona la reina indiscutible es la Palma Real, árbol nacional de Cuba, aunque también llaman la atención diversos tipos de palmas y algunas especies de la fauna como aves y reptiles endémicos de nuestra región.
El guía Yasmani nos explica que el Jardín Botánico Cupaynicú tiene 104 hectáreas distribuidas en 15 áreas botánicas, y que su objetivo fundamental es promover la conservación de diversas especies, el desarrollo de actividades científicas e investigativas, así como propiciar la recreación sana y educación ambiental de los visitantes.
Agrega que este parque natural está ubicado a 17 kilómetros de la ciudad de Bayamo, y que fue inaugurado el 22 de noviembre de 1981 en esta zona boscosa, la cual fue escogida porque ya poseía la mayoría de los árboles autóctonos cubanos en su monte natural, de una manera muy bien conservada.
El bosque donde está ubicado el Jardín Botánico es atravesado por el rio Cupaynicú, el cual le da nombre a la instalación, y está incluido dentro del sistema de áreas protegidas del país y de gran interés local, por la riqueza de los recursos de la flora y la fauna que posee.
Los trabajadores de este centro desarrollan eventos de carácter educativos en las comunidades aledañas, y los niños y jóvenes participan allí en actividades relacionadas con la asignatura de Biología, Ciencias Naturales y El Mundo en que vivimos.
Durante el recorrido hacemos un alto en el área de árboles frutales, para apreciar las matas de mangos, mameyes, guanábanas y otras frutas, la mayoría de ellas con algún interés curativo y medicinal.
Precisamente el área de las plantas medicinales reviste de una gran importancia, porque allí se exhiben alrededor de 300 especies, algunas descritas por el botánico y naturalista cubano Juan Tomás Roig como plantas altamente curativas, y que actualmente son utilizadas ampliamente en la medicina natural y tradicional.
Mientras caminamos conocemos algunas características del caimito, el cupey y la yagruma, y nos estremecemos al escuchar algunas historias sobre la relevancia mística de la imponente ceiba, el árbol sagrado por excelencia de la religión Yoruba.
Más adelante llegamos al área de plantas amenazadas, la cual se creó como parte de un proyecto nacional para establecer sitios donde se pudieran exhibir especies que están en peligro de extinción.
También cuenta con un vivero para la comercialización de plantas que son el resultado de la investigación en los pabellones y los umbráculos, y se trata de especies difíciles de encontrar en otros lugares.
En el área de jardinería “Todo Color” encontramos orquídeas florecidas, lirios, dalias y plantas con hojas de diferentes colores, y allí nos explican que prestan el servicio de decoración de paisajes, para ejecutar los diseños donde el cliente decida.
Otras áreas muy frecuentadas son la cafetería y el restaurante El Ranchón, este último un lugar ideal para degustar de una sabrosa comida típica cubana.
Al caer la tarde nos despedimos de nuestro guía Yasmani, y le decimos que precisamente la fecha del 5 de Junio, cuando se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, será una oportunidad especial para rendirle homenaje a los trabajadores y especialistas del Jardín Botánico Cupaynicú, por la excelente labor que realizan en el cuidado y protección de la naturaleza.









Los trabajadores de este centro desarrollan eventos de carácter educativos en las comunidades aledañas, y los niños y jóvenes participan allí en actividades relacionadas con la asignatura de Biología, Ciencias Naturales y El Mundo en que vivimos. → http://goo.gl/hPXdxd — enJardín Botánico Cupaynicú.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CUBA MUJER, TRES TEMAS + UN POEMA

PERO SE MUEVE....LA SOLIDARIDAD CON CUBA...

CAYO SANTAMARIA - CUBA