LA REPRESION EN CUBA I y II (Policia dispara contra estudiantes y destruyen universidad de la habana)

Raúl Antonio Capote

La Policía en Cuba siempre fue símbolo de represión, sinónimo de de crimen, de tortura y corrupción. La Policía de Fulgencio Batista, asesinó a miles de jóvenes cubanos, las barbaridades de hombres como Esteban Ventura Novo, Conrado Carratalá Ugalde, Salas Cañizares, los peores monstruos de la dictadura de Batista, alcanzaron niveles de crueldad incomparables, sólo se les aproximaba en bajeza a ese tío fúnebre, el asesino Lutgardo Martín Pérez.

El 23 de abril de 1957 el capitán Julio Dámaso Vázquez testimonió que fue detenido en K entre 21 y 23 en unión de Sergio González; “El Curita”, Nallin Aldala, Rogelio Montenegro Guash y Antonio Díaz. "Fuimos llevados al Buró de Investigaciones. Sobre las siete de la noche llegaron los coroneles Esteban Ventura y Conrado Carratalá, en unión de los tenientes Calzadilla y Laurent, los cuales comenzaron a torturar a El Curita, al que le extirparon sus partes, le pincharon y quemaron el pecho".

Cerca de las diez de la noche El Curita fue sacado del Buró acompañado de Bernardino García y acribillados a balazos en el reparto Fontanar.

Que diferencia entre esa Policía y nuestra Policía Nacional Revolucionaria, nacida de una Revolución que barrió el crimen y la tortura de nuestros calabozos, de nuestras Estaciones de Policía, de nuestra calles. En días pasados tuvimos la oportunidad de recorrer numerosas Estaciones en varios municipios de la Capital, y asombra y enorgullece la profesionalidad, disciplina y humanidad de la PNR. Pudimos apreciar el desarrollo de un nuevo Proyecto Comunitario, que debe parecer cosa de ciencia ficción para ciudadanos de otras partes del mundo, en ese proyecto desarrollado por las estaciones de PNR y la comunidad, los vecinos participan en la diseño de su unidad de policía, la comunidad decide como quiere que sea su Estación. Las condiciones creadas son excelentes, son unidades abiertas al público, los calabozos disponen de radio, de baños con privacidad para el detenido, de un pequeño comedor para desayunar, almorzar y comer, agua fría. El jefe de la Estación tiene su oficina cerca de la entrada y atiende al público todos los días a cualquier hora, no hay muros, ni obstáculos que separen al ciudadano de los oficiales cuando acuden a declarar o simplemente a requerir la atención de las autoridades de orden público. En el salón de espera el público dispone de cómodos asientos, baños, televisor y agua fría.

Nos fuimos realmente impresionados, a la ya meritoria actuación de nuestra PNR se suma ahora este proyecto, que convertirá a esta fuerza en una aún más digna representante de los logros de nuestra Revolución. Para regocijo y orgullo de nuestro pueblo, pueblo del que forman parte. A los que en otras tierras puedan pensar que este escritor exagera les invito a que vengan y miren con sus propios ojos, porque esta fuerza policial es representante genuina de lo que es hoy la patria de Martí y de Fidel.

LA REPRESIÓN EN CUBA II

Raúl Antonio Capote

De aquellos calabozos de Esteban Ventura Novo, el sádico oficial de la policía de Batista, no queda ni la sombra, de aquel tenebroso sótano donde la tortura y el crimen eran cosa habitual, no queda nada, aquella antesala del infierno donde tanto joven fue martirizado hasta la muerte, muchas veces por el único delito de ser joven, desapareció para siempre.
En aquel lugar de muerte hoy usted se encuentra a estudiantes universitarios que tienen allí entrada libre, que van a esos calabozos, hoy iluminados, ventilados, donde no se mata, ni se tortura, ni se golpea a un prisionero, esos estudiantes asisten allí libremente, cuando quieren, a ayudar en el mejoramiento de nuestras Estaciones de Policía, junto a los demás miembros de la comunidad en un hermoso e inédito proyecto. Esa es Cuba, esa es la Cuba de hoy, esa que no hay calumnia que la empañe, ni difamación que la dañe, porque su moral y su ética están por encima, muy por encima de la cobardía de sus adversarios.
Estaciones de la Policía Nacional Revolucionaria dirigidas por maestros, profesores graduados de universidades pedagógicas, devenidos en jefes de esas unidades, Estaciones dirigidas por mujeres, madres y esposas ejemplares, dirigidas por jóvenes graduados de nuestros institutos del MININT, donde usted, simple vecino, puede opinar, decir, sugerir como debe funcionar mejor el trabajo de la PNR, como debe ser la Estación de Policía de su municipio, donde usted, simple ciudadano es escuchado las 24 horas del día. ESA ES LA CUBA DE HOY, la que defendemos con la vida la mayoría de los cubanos, esas son las razones de Cuba.


POLICÍA DISPARA A LOS ESTUDIANTES

Esta era una imagen común en aquella Cuba de la República Neocolonial, policías disparando a mansalva sobre los estudiantes.
Acciones como esas fueron desterradas para siempre por la Revolución. Nosotros los cubanos no olvidamos.

POLICÍA DESTROZA LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA

En abril de 1956 la Policía de Fulgencio Batista destrozó literalmente la Universidad de la Habana, el asalto a ese centro de estudios superiores estuvo dirigido por el General Salas Cañizares, jefe de la Policía.
LOS CUBANOS NO OLVIDAMOS
Que situación tan diferente a la de hoy, cuando la Policía Nacional Revolucionaria lleva adelante un proyecto donde los jóvenes, estudiantes y trabajadores participan activamente en el diseño de las Estaciones de Policía, en una unidad que visitamos recientemente encontramos un área donde se exhiben obras de jóvenes artistas plásticos de la comunidad ¡UNA GALERÍA DE ARTE EN UNA ESTACIÓN DE POLICÍA!


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CUBA MUJER, TRES TEMAS + UN POEMA

PERO SE MUEVE....LA SOLIDARIDAD CON CUBA...

CAYO SANTAMARIA - CUBA