CUBA DESDE EL SATELITE

CUBA DESDE EL SATELITE

Playa Sirena y Paraíso, Cayo Largo del Sur, Cuba

Cuba en plena recuperación




Rehabilitar el servicio de luz eléctrica, restablecer el abastecimiento regular de agua a la población y reiniciar el curso escolar son prioridades para las autoridades cubanas...

Rehabilitar el servicio de luz eléctrica, restablecer el abastecimiento regular de agua a la población y reiniciar el curso escolar son prioridades para las autoridades cubanas, aseguraron funcionarios durante la séptima reunión del Consejo de Defensa Nacional para la Reducción de Desastres, celebrada este lunes en la capital.
En el encuentro, al que asistieron los miembros del Buró Político del Partido, Esteban Lazo Hernández, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros y el general de cuerpo de Ejército Leopoldo Cintra Frías, ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, se hizo un llamado a la unión de todas las fuerzas para que el país pueda volver a la normalidad cuanto antes.
La Unión Eléctrica de Cuba «no ha dejado de trabajar en función de restablecer este servicio», señaló Yuri Camilo Villamonte, viceministro de Energía y Minas en la reunión.
Debido a los severos daños que el huracán Irma ha ocasionado en todas las centrales termoeléctricas del país, no podemos estimar cuánto tiempo tomará la recuperación y habilitación total de la energía eléctrica, explicó.
No obstante, «será más pronto que tarde, ya hemos restablecido el servicio en la mayoría de las provincias orientales del país y hemos comenzado los trabajos de activación en occidente, con prioridad en la capital», añadió el viceministro.
En el caso de la capital, se intentará habilitar el alumbrado público en las zonas que permanecen sin luz eléctrica, informó la miembro del Buró Político del Partido, Mercedes López Acea, vicepresidenta del Consejo de Estado y presidenta del Consejo de Defensa Provincial de La Habana.
El abastecimiento de agua es otro de los servicios que han sufrido afectaciones tras el paso de Irma, «pero ya se está trabajando en su normalización», aseguró Inés María Chapman, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.
Las provincias orientales han ido recuperando el abastecimiento de agua a medida que el sistema electroenergético nacional se ha ido recuperando en esos territorios.
Es el caso de Santiago de Cuba, Guantánamo y Granma, lugares en los que no ocurrieron afectaciones de tuberías.
En las provincias donde persisten las afectaciones energéticas, se está respondiendo a las necesidades de la población a través de grupos electrógenos de emergencia, agua en pipas y carros cisternas.
Ya comenzó el traslado de recursos hacia la región central del país, severamente afectada por el embate del huracán Irma. «Cuenta en estos momentos con siete pipas y varias brigadas de trabajo para iniciar la recuperación y garantizar el abastecimiento», aseguró Chapman.
En La Habana hay otras complicaciones, admitió. Los sistemas son más grandes, por lo que necesita más mano de obra en las reparaciones y mayor movimiento en el abasto de agua.
Aun así, para la presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos en menos de 72 horas pueden haberse resuelto la mayor parte de las problemáticas de abasto en la capital.
El sector educacional también avanza hacia su recuperación comentó a la prensa Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación.
Hasta el momento, hay más de 1 400 instalaciones educacionales afectadas, de ellas alrededor de 500 en la capital. No obstante, «ya hemos comenzado en todas las escuelas del país el proceso de higienización para crear las condiciones necesarias para que reinicie el curso escolar lo antes posible», añadió.
El Ministerio no ha establecido una fecha fija para comenzar las clases, teniendo en cuenta que no todas las provincias sufrieron iguales afectaciones. No obstante, se estima que las aulas de todo el país abran sus puertas a lo largo de esta semana, aclaró la ministra.

¿Por qué #Cuba se prepara mejor para los huracanes que el resto del Caribe?




Mientras los huracanes que se desplazan por distintas islas del Caribe dejan centenares de muertos y heridos, en Cuba prácticamente no se presentan víctimas fatales. Conoce por qué sucede esto y cómo se prepara la mayor de las Antillas para el paso de Irma, el ciclón que ha provocado un escenario desolador en otras zonas.
En Cuba existe una fuerte cultura de la protección civil y de prevención de desastres, por lo que el país confía en su capacidad de movilizar a la población para mitigar los efectos del huracán Irma, que está manteniendo en vilo a todo el Caribe. Así lo explicó a Sputnik Ángel Camacho, médico neurocirujano del hospital de Villa Clara, centro que se está preparando para las posibles repercusiones.
"Cada entidad comienza a tomar medidas importantes de protección tanto de los recursos económicos como de vidas humanas. En la salud pública se adoptan medidas de aseguramiento de material de evacuación, de disponibilidad de camas en los hospitales, de existencias de sangre, plasma y material quirúrgico. Por supuesto, también el personal que va a disponer para esos días de mayor peligro", indicó el médico.
Irma es el segundo huracán más fuerte del que se haya tenido registro en el Caribe. El fenómeno provocó un escenario apocalíptico en las islas francesas de San Martín y San Bartolomé, donde tocó tierra, y seguirá su paso en dirección al noroeste por Puerto Rico, República Dominicana y Cuba, además de la península de Florida (EEUU).
La mayor de las Antillas, explicó el médico, tiene una estrategia de comunicación destinada a cuidar a la población. Difunde "información muy temprana de estos acontecimientos meteorológicos". Los boletines del centro oficial de pronósticos se actualizan constantemente para articular de manera efectiva los servicios.
Por ejemplo, en el hospital de Villa Clara pueden dar una descripción detallada de la situación actual del huracán. Camacho indicó que a las 08:00 del 6 de septiembre, hora cubana, en el centro asistencial se sabía que Irma presentaba "un viento sostenido de 290 kilómetros por hora, con una velocidad de traslación de 26 kilómetros por hora" en dirección hacia la isla.
"Este huracán hace ya como cinco o seis días que estaba en formación. Desde el primer día, por la trayectoria que venía desarrollando, se avisó que era un evento que podía tener peligro. Desde ese momento se empezaron a tomar todas las previsiones para poder organizar todo, aunque no ofrezca peligro inminente para Cuba", dijo el médico.
"El Consejo de Defensa Nacional emite un conjunto de normativas a realizar en todas las provincias y municipios del país y cada entidad comienza a tomar medidas importantes de protección", agregó el entrevistado.
La población se moviliza y "en los centros económicos, las fábricas, las industrias y los almacenes" se ejecutan medidas para preservar "todo lo que se pueda". Las personas en zonas de particular riesgo se llevan a centros de evacuación segura, mientras tanto. Hay grupos de voluntarios de protección civil, que se despliegan para implementar todos los planes de contingencia.
Por ejemplo, el huracán Matthew (2016), fue uno de los más potentes que hayan tocado suelo en Cuba. El fenómeno meteorológico se llevó unos 1.655 fallecidos directamente en todos los países que atravesó. A pesar de que en la perla del Caribe provocó fuertes daños materiales, no se registró ninguna víctima. En Haití, murieron 1.600 personas y en EEUU, 49.
"Se ponen a disposición de la población agua, paquetes de alimentos —enlatados, pastas alimenticias, pan— y otros elementos que se garantizan para que no haya ningún tipo de problema. Los centros de elaboración de alimentos empiezan a hacer tareas importantes en la preparación de platos rápidos para las personas evacuadas", agregó el médico.
Las proyecciones prevén un paso del huracán cercano a las costas de Cuba. Su radio de acción es de 250 kilómetros, algo no menor para la isla, que es "muy estrecha". El cubano indicó que "más allá del ojo del huracán, la acción de los vientos y las lluvias puede provocar muchos daños al país".

El nivel de riesgo empieza con una alerta, seguido por la alarma y la emergencia, "que es cuando está pasando el ciclón". En vistas a ese momento, el hospital de Camacho ya está liberando camas y tiene previsto "un grupo de guardia permanente" para los dos o tres días durante los que estará vigente el plan de respuesta a Irma.
texto: https://mundo.sputniknews.com/sociedad/201709071072159798-cuba-huracan-irma-preparacion/